24 abr. 2016

Lectura: El brillo de las luciérnagas









Título: El brillo de las luciérnagas
Autor: Paul Pen
Género: Thriller psicológico
Editorial: Plaza y Janés
Nº Páginas: 363 páginas
Año de publicación: 2013



 







SINOPSIS
Tengo diez años y llevo toda mi vida dentro de este sótano. Vivo en la oscuridad con mis padres, mi abuela, mi hermana y mi hermano. Todos están desfigurados por el fuego. Mi hermana lleva una máscara blanca para tapar sus quemaduras, porque papá dice que su cara podría asustarme. Me gusta mi cactus. Me gusta leer mi libro sobre insectos. Y tocar durante horas el único rayo de sol que se filtra por una rendija del techo. Pero desde que mi hermana tuvo al bebé, todos actúan de forma extraña. Creo que me cuentan mentiras sobre quién es el padre, sobre el Hombre Grillo que acecha por las noches, sobre lo que sucedió antes de que yo naciera, sobre por qué estamos aquí encerrados.

OPINIÓN 

Este libro empieza con un planteamiento que enseguida capta la atención del lector y que incita automáticamente a querer saber más sobre el por qué de esa situación. 

Durante la primera parte del libro, el autor nos mete de lleno en este sótano del que no sabemos nada, todo desde el punto de vista de un niño de diez años al que no le han contado nunca la verdad. Para él vivir en el sótano es algo normal junto con todo lo que ocurre en él, aunque ya empieza a tener edad de hacer preguntas y querer explorar más allá de lo que ya conoce. 

Me ha resultado muy acertado que el libro se centre en el pequeño ya que te hace mucho más desconcertante esa situación. El niño escucha y ve cosas que no llega del todo a comprender y por otro lado está la imaginación que tienen los niños para creer en cosas que no existen. Por eso, tú como adulto intentas comprender qué es lo que está pasando y lo que nadie le quiere contar, interprentado lo que el niño capta de todo lo que suecede a su alrededor.  Me ha intrigado el no saber qué pensar de la familia todo el rato, especialmente del padre y la hermana del protagonista. La actitud de la hermana es la que más desconcierto me ha provocado ya que es un personaje algo impredecible.

También le estuve dando vueltas a la situación que les había llevado hasta allí, quién les traía los alimentos y por qué no podían salir. Por ello, es un libro bastante adictivo ya que en todo momento necesitas respuestas que te ayuden a entender y llegas a sentir esa necesidad de querer salir al exterior para que alguien te aclare algo.

Ya en la segunda parte volvemos atrás y nos cuenta qué fue lo que sucedió justo antes de que empezaran a vivir en el sótano del que no pueden salir. A mi parecer el motivo es algo exagerado, aunque puedo llegar a entender que en una situación desesperada se puedan llegar a tomar medidas desesperadas, siendo este punto el que menos me convenció de toda la historia. En su favor diré que las relaciones entre todos los componentes de la familia es cuanto menos pintoresca y que te hace reflexionar de que no hay malos ni buenos, que la moral siempre se entiende mejor cuando es desde fuera y no cuando eres tú el que comete ciertos actos.

 
Finalmente, en la última parte del libro se vuelve otra vez al sótano donde todavía nos quedan interrogantes sin resolver. El final me parece muy acertado y cierra a la perfección toda la historia, dando detalles incluso de años después. Me ha gustado bastante la metáfora durante todo el libro de las luciérnagas encerradas en un bote de cristal, radiando luz y teniendo alas para volar pero sin poder salir al mundo exterior, al igual que el niño.


No hay comentarios :

Publicar un comentario