15 oct. 2011

Lectura: El Ocho


Título: El Ocho
Autora: Katherine Neville
Editorial: Ediciones B
I. S. B. N.: 8466606882
Nº Páginas: 697
Valoración: 6,5/10

El Ocho es una novela de Katherine Neville, publicada en 1988, y que desde entonces ha sido una de las novelas más leídas en el mundo.

Catherine Velis, experta en ordenadores, se ve involucrada en la peligrosa búsqueda de un legendario ajedrez que perteneció a Carlomagno. En sus piezas se halla una fórmula vinculada a la alquimia, la masonería y las fuerzas cósmicas y, al parecer, quienes intentan recuperarlas sufren amenaza de muerte.

ARGUMENTO
El libro cuenta la historia del ajedrez de Montglane y el ansia de ciertas personas por conseguirlo a lo largo de la historia. Por un lado encontramos a las novicias de la abadía de Montglane: Valentine y Mireille. Ellas, al cierre de la abadía, deberán irse (con varias piezas del ajedrez) con el tío de una de ellas, Jacques-Louis David. El pintor les presentará a Charles Maurice de Talleyrand-Périgord, quién también conoce la historia del ajedrez. Todo esto en el contexto de la Revolución francesa; personajes históricos como Marat, Robespierre o Catalina la Grande aparecen en esta parte de la historia para ayudar a encontrar (o conseguir) el ajedrez de Montglane.

Por otro lado está Catherine Velis, una mujer que, sin saberlo, se verá envuelta en la búsqueda del ajedrez casi 200 años después de que éste salga de la abadía de Montglane. Así será como, tras una serie de misterios que suceden a su alrededor (asesinatos incluidos) conocerá al misterioso jugador de ajedrez Alexei Solarin, quién le avisará del peligro que corre. No en vano, y «por motivos de trabajo», pondrá rumbo a Argel, donde nadie es quien parece y la historia del ajedrez de Montglane sigue mas viva que nunca. Con la ayuda de, entre otros, Lily Rad, deberá encontrar las piezas antes de que caigan en las manos equivocadas.

OPINIÓN
Es un libro entretenido donde se mezcla aventura, intriga y acción. Al transcurrir en dos épocas distintas los cápitulos van intercalandose y eso, particularmente, hacía que se me quitaran las ganas de empezar cualquier capítulo ya que siempre me quedaba entusiasmada con lo que acababa de leer, cambiar de escenario y tener que esperar lo odiaba, sobre todo porque se quedaban siempre muy interesante cuando terminaban.

Yo no tengo mucha idea de jugar al ajedrez, por suerte el libro no entra en detalles de jugadas, cosa que agradecí. Otra cosa interesante es que antes de cada capítulo te pone alguna cita, bien de otros libros como Alicia en el País de las Maravillas o de filósofos clásicos.

Finalmente, no le doy más puntuación porque creo que se le podía haber sacado más jugo a la historia y los personajes, aunque es un libro que recomiendo y que no está de más leer.

Nos vemos, ¡feliz finde!

No hay comentarios :

Publicar un comentario