11 feb. 2014

Lectura: El peligro de llamarse Nerea, de Elisa Cotarelo




Título: El peligro de llamarse Nerea
Autor: Elisa Cotarelo
Temática: Policíaca
Editorial: Autopublicación
Nº Páginas: 414 páginas
Año de publicación: Octubre 2013



SINOPSIS 
Todo el mundo tiene una vida pública, una vida privada y una vida secreta. Un viernes tarde, Nerea no regresa a casa tras la salida del Instituto. Horas más tarde, su padre denuncia la desaparición en Comisaría. Lo que en principio se presenta como una simple fuga, se convierte en desaparición inquietante pocas horas más tarde y en un escalofriante caso unos días después.

OPINIÓN

El peligro de llamarse Nerea no sitúa en nuestra sociedad actual, en un momento donde las familias a penas tienen tiempo de estar con sus hijos y donde los hijos se evaden de su día a día en las redes sociales, además del peligro que conlleva que un menor utilice esas redes sociales sin un control paterno que lo supervise.

Elisa Cotarelo nos presenta en una primera parte del libro -más de un tercio- la historia de Nerea, una adolescente con bastantes complejos, que además tiene falta de cariño por parte de sus padres y de sus compañeros de clase. Es por ello que al conocer a un chico de su edad en Tuenti que parece ser su alma gemela, ésta se ilusiona y se monta su propia película con príncipe azul.  Pero por internet las cosas no tienen que ser lo que parecen, nunca sabes quién puede ser la persona con la que hablas.

Es entonces, a partir de la mitad del libro, cuando la historia ya empieza a entrar en materia y empezamos a ver el trabajo que realiza la policía ante un caso de desaparición, todos los pasos que siguen y los protocolos que tienen dentro de una comisaría, la cual Elisa está muy familiarizada.

La novela en sí tiene bastante realismo en cuanto al trabajo policial en nuestro país, del mismo modo trata temas de actualidad relacionados con las tecnologías informáticas (sistemas IP, redes sociales, almacenamiento de archivos...) y de cómo se intenta burlar a la policía utilizando ciertos conocimientos.

En cuanto a la historia, la verdad es que me ha costado bastante leer este libro. El peligro de llamarse Nerea tiene un ritmo pausado y cargado de detalles, para mi gusto demasiados y en ocasiones tenía la sensación de que se iba por las ramas explicando cosas que se podían resumir en un par de lineas, o explicando detalles de la vida de personajes que salen muy poco o a penas tienen relevancia. Está bien por otro lado conocer a todos los personajes para hacernos una idea del por qué actúan de ese modo, pero no hay que abusar de ello.


El problema principal que le he visto a este libro es que para mi gusto le ha faltado más acción e intriga desde del principio, quizá yo hubiera organizado todo de otra manera para enganchar desde el inicio y no tener que esperar a leer medio libro para empezar a cogerle el gusto. Por otro lado, me ha sorprendido muy gratamente la parte final, donde todas las piezas empiezan por fin a encajar, o no del todo. Porque aunque la policía haga bien su trabajo, también hay criminales que saben todos los trucos para evitar ser descubiertos y burlar el sistema.
En definitiva, una novela policíaca diferente situada en nuestro país con el trasfondo de las redes sociales, donde podemos conocer de primera mano el trabajo que realiza nuestra policía. Aunque la mayor parte del libro se hace un poco cuesta arriba y la autora se va un poco por las ramas con los personajes, merece la pena llegar al final para descubrir por qué y quién está detrás de toda la historia.



Gracias a la autora por el ejemplar.

2 comentarios :

  1. Me llama bastante la atención. No me importaría leerlo :)
    Besos ^^

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que no soy mucho de novelas policiacas, pero podría leerlo :) saludos

    ResponderEliminar